.

Ejemplos de las barreras semánticas

Ejemplos de las barreras semánticas
3.8 (76.47%) 17 votes

Las barreras semánticas son un caso de los tantos obstáculos que se pueden encontrar para lograr una comunicación efectiva.

La mayoría de las barreras semánticas ocurren porque las personas que están buscando comunicarse no pueden entenderse o llegar a un acuerdo sobre el significado de las palabras que están utilizando para entablar una conversación.

16 EJEMPLOS de las barreras semánticas

  1. Problemas de comunicación producto de una diferencia de lenguajes – Una persona que solo sabe hablar en Chino va a Inglaterra; no encontrará carteles indicativos en chino, no podrá hablar con nadie ya que no se sabe hacer expresar ni tampoco lo pueden entender. Tendrá que buscar a alguien que hable chino para poder hacer de intermediario y/o traductor.
  2. Por el uso de coloquios – Es terminología específica de una región distinta de un país o lugar. Sólo por no saber el lenguaje coloquial del lugar (palabras únicas de la zona), no podrá entender con absoluta claridad el mensaje; en ocasiones es algo intuitivo y luego de escuchar la oración podemos llegar a darnos cuenta de qué significa.
    • Che en Argentina (forma de llamar o tratar con alguien de forma amena, amigable)
  3. Por el uso de lunfardos – A diferencia de los coloquios (que son palabras únicas y propias de un lugar), los lunfardos son palabras únicas o propias de un lugar, pero dentro de un lenguaje MUY informal, en ocasiones hasta vulgar.
    • Birra en Argentina (cerveza)
    • Chegusán en Argentina (sánguche, palabra escrita al revés)
    • Feca en Argentina (Café, escrito al revés)
  4. Por uso de tecnicismos – Por el uso de terminología específica dado un ambiente o profesión, uno que no es habitué a ello puede no entenderlo. Por ejemplo si un Doctor (médico) habla de alguna enfermedad puntual, o del nombre de algun tratamiento, probablemente otro doctor del mismo área le entienda, cuando un abogado quizás no lo entienda (por más estudios que tenga, no es su área de expertise.
  5. Por distintos nombres a un mismo objeto – Es común encontrar 2 objetos idénticos pero con distintos nombres en distintos países.
    • Banana en Argentina – Plátano en Colombia
    • Maní en Argentina – Cacahuate en México
    • Batata en Argentina – Camote en Latinoamérica
    • Palta en Argentina – Aguacate en Latinoamérica
    • Ají en Argentina – Chile picante en Latinoamérica
  6. Por una mala pronunciación – No es extraña la situación de que dos personas hablan el mismo idioma pero debido a que uno de ellos pronuncia mal (habla demasiado rápido, no modula, etc), el mensaje no es recibido con completa claridad.
  7. Por distintos niveles de educación o capacitación – Sin malintencionar la idea, los conocimientos técnicos de un ingeniero civil no serán los mismos que un peón (ayudante) de albañil; el ingeniero podría utilizar terminología específica, y si bien comparten área de trabajo e intereses, la capacitación/educación no es la misma.
  8. Por diferencias significativas de edad – Si un hombre adulto (30 años) debe explicarle algo a un niño (5 años), debido al escaso vocabulario de este último o a la delicadez del tema, puede no terminar de comprenderse.
  9. Por el uso de expresiones incorrectas – Uno puede pedir algo ‘lo más pronto posible’ y pensar que lo está pidiendo ‘CON URGENCIA’ cuando el que recibe el mensaje quizás entiende ‘rápido, pero no es urgente‘. En ese caso lo mejor sería decir ‘lo necesito en este preciso instante‘ y así se entenderá mejor.
  10. Por quitarle importancia a otra persona – Por culpa de algun prejuicio, podríamos nosotros mismos pensar que la otra persona no es tan importante y ‘trivializar’ la situación.
    • Si un adulto (40 años) le explica algo a un adolescente (16 años) un tema con demasiada delicadeza como si se tratase de un niño más pequeño (10 años).
    • Si un ingeniero le explica a su albañil algo con lujo de detalles pensando que este último no entenderá; quizás no conoce los términos específicos, pero debido a la experiencia puede hasta saber más que el propio ingeniero.
    • Si un Doctor experimentado trata con un residente de medicina (estudiante avanzado en la carrera), puede pensar que no entiende demasiado y le explica cosas demasiado básicas, cuando en realidad el estudiante está pronto a finalizar sus estudios, tiene conocimientos frescos a la perfección, y si bien no tiene experiencia ni sabe más que el Doctor propiamente, puede entender el mensaje a la perfección.
  11. Por usar un tono incorrecto de conversación – Quizás por costumbre personal, algunas personas hablan con seriedad incluso a la hora de contar algo gracioso; por el contrario, otras personas cuentan algo levemente con humor cuando en realidad es serio; el receptor podría entender mal el mensaje y no darle la debida importancia.
  12. Intelectualizar la conversación por sobremanera – En ocasiones no tenemos un tema en claro pero utilizamos ciertos conceptos o terminología en función de impresionar a los demás. Pueden no estar utilizados correctamente, o en su defecto, lo hacemos para ocultar que no sabemos al respecto. El mensaje no es recibido con claridad de ninguna manera.
  13. Utilizar generalizaciones cuando no corresponde – Decir ‘todos los hombres son iguales’ ; ‘eres igual de vago que el resto de los jóvenes’ ; ‘siempre me dices lo mismo’, ‘todos los perros son agresivos’ o ‘las mujeres no saben conducir’. No es algo específico, no es algo preciso, no es algo exacto, sin embargo lo estamos intentando mostrar de esa forma.
  14. Mensajes simultáneos incompatibles – Un mensaje no se dice solo con palabras, puede ser con un gesto o expresión. Un ejemplo sería decir verbalmente “si, sería bueno”, cuando en realidad fruncimos el ceño pensando que “no sería bueno”. ¿Con qué idea debe quedarse el receptor?¿Es bueno o no?
  15. Afirmar o negar algo ciegamente, solo por quien lo dice – Quizás por un tema personal, solemos tomar a mal lo que alguien en particular dice o hace. Eso podría interferir en nuestro juicio y el mensaje no sería recibido (o retransmitido) con claridad. Quizás solo por no llevarnos bien con una persona no confiamos en su juicio e incluso lo tomamos como ‘una mentira’ o ‘un invento’, cuando en realidad es total y absolutamente cierto.
  16. Por como uno se muestra – A veces podemos mostrarnos con rigidez, autoritarismo e incluso seriedad (ya sea a propósito o sin intención) lo que puede evitar que nuestro mensaje sea recibido con el tono que corresponde y por lo tanto no habría claridad.
Recomendamos leer  Ejemplos de adjetivos atributivos en inglés

Por qué existen las barreras semánticas

Todos los ejemplos de las barreras semánticas se generan por una deformación del lenguaje que impide la comunicación entre dos o más personas. Dicha deformación del lenguaje puede deberse a razones personales  (ej. subestimamos a la otra persona o prejuicios) o por problemas de lenguaje (ej. Hablamos diferentes idiomas).

Anuncios patrocinados por Google AdSense:


Como evitar las barreras semanticas de la comunicación

  • Si son problemas de lenguajeUsar algun intermediario (otra persona o quizás algun traductor digital o diccionario) para poder hacernos entender. Si queremos hacer una pregunta básica, el intermediario o el traductor digital nos podrán ayudar sin problemas.
  • Si son de conversación – Muchas veces con pensar mejor con quien estamos hablando es suficiente. Podremos ver que en realidad la persona sabe más de lo que aparenta, o podremos ver que si parece no entender, podemos explicarle de otra forma.
  • ES MUY IMPORTANTE PREGUNTAR – En muchas ocasiones la falta de comprensión se puede solucionar rapidamente solo con preguntar. No entiendes? Pregunta. No te entienden? Pregunta y luego explica. Siempre preguntar es bueno y de gran utilidad.


Si luego de leer el artículo sobre Ejemplos de las barreras semánticas te resulta interesante, nos gustaría pedirte que por favor dejes tu voto.

No Comments

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *