.

Ejemplo de farsa

Ejemplo de farsa
3.5 (69.05%) 95 votes

La farsa es un subgénero de la comedia donde los hechos se presentan exagerando la realidad, ya sea a través de distintos personajes puntuales (por ejemplo Homero Simpson), historias, momentos o sucesos. Es de naturaleza satírica.

Ejemplos de farsa

Ejemplos de farsa

  • Charles Chaplin – En Tiempos Modernos en la escena de la cadena de montaje, exagerar por medio de la comedia el modo en que un obrero debe trabajar.
  • Los Simpsons – Se pueden considerar como un ejemplo que en la actualidad al extremar situaciones cotidianas a través de la comedia.
  • El Crucificado – Es una obra en la que se presenta un pueblo típico que va a realizar una representación de la pasión de Cristo. Para que el actor cumpla con su escena es embriagado, ya que tenía miedo.
  • El teatro del absurdo – También se lo conoce como el anti-teatro. Es una propuesta con la que se busca resaltar lo absoluto de la dramaturgia. Fue un movimiento reaccionario de conceptos tradicionales del teatro occidental.
  • Eloísa está debajo de un almendro – Obra que relata la desaparición de una mujer que tenía un parecido muy sospechoso al físico de otra. Muy entretenida y divertida.

Ejemplos de obras de farsas famosas

  1. Farsa de la concordia de Hernando López de Yanguas.
  2. Pamela de Gaetano Rossi.
  3. Farsa del mundo de Hernando López de Yanguas.
  4. Todos los juguetes cómicos de Antón Chéjov.
  5. Petición de manos de Antón Chéjov.
  6. Trágico a la fuerza de Antón Chéjov.
  7. Chismes de carnaval de José Ramón Brene.
  8. El oso de Antón Chéjov.
  9. El pastel y la torta (Anónimo).
  10. El macho y el guanajo de José Soler Puig.

¿Qué es la farsa?

La farsa es una forma dramática en la que se presentan y se desenvuelven los personajes de un modo exagerado, caricaturesco o en medio de situaciones que no son realistas. De esta manera, hay que resaltar que la farsa no existe en un estado puro como tal, ni que tampoco se trata de un género en sí mismo. En otras palabras, es un proceso de simbolización del teatro que se puede aplicar en cualquier tipo de género dramático.

Asimismo, hay una relación considerable entre la farsa, la palabra y la metáfora, sólo que para el primero de los conceptos la comedia es un aspecto fundamental para su representación. La farsa debe mantener cierta credibilidad, más allá que sus personajes suelen ser extravagantes y extraños.

Anuncios patrocinados por Google AdSense:

La farsa en el teatro

Las puestas en escena de este tipo buscan que su espectador, generalmente a través de una crítica social, perciba una realidad específica o evidente.

En el mundo de la literatura y el teatro es considerado como un género muy difícil ya que puede provocar que se caiga en lo grotesco y lo absurdo, por lo que su elaboración es todo un reto. Es importante mencionar que en la farsa también es vista por algunos como un género operístico.

Recomendamos leer  Ejemplos del medio ambiente

La simbolización en la farsa

Para simbolizar en la farsa, es necesario un proceso de sustitución de la realidad, en donde se precisa de tres elementos estructurales que son propios del drama:

  • Carácter.
  • Anécdota.
  • Lenguaje

De todas maneras, dependiendo del tipo de propuesta dramática, se puede hacer uso de uno o tan sólo de dos de estos elementos estructurales.

El proceso de simbolización en la farsa

  • Cualquiera de los elementos estructurales mencionados se van a caracterizar por aglutinar una cantidad considerable de datos.
  • Esa información en primera instancia va a ser procesada por el subconsciente del espectador.
  • A continuación es desglosada y traducida por la conciencia.
  • El siguiente paso radica en su avistamiento como un conjunto que se encarga de denunciar la realidad.
  • Es a raíz de lo anterior que se menciona que el discurso fársico sea una opción muy eficiente cuando la obra es breve, aunque claro según sea la capacidad del autor, la extensión puede prolongarse.

Relación entre farsa y metáfora

En ambos casos se está haciendo alusión a un metalenguaje, que está vinculado con otros lenguajes. En otras palabras, esta relación entre los lenguajes se va ampliando por medio de los vínculos para ofrecer un significado cada vez mayor.

Como resultado de esta amplificación del significado por la participación del lenguaje, situaciones y acciones, el discurso se hace denso, razón por la cual los ejemplos de farsa tienden a ser una implicación desnuda, cruda y directa de la realidad, que incluso para algunos sectores es grotesca.

Diferencia entre farsa y comedia

En principio pueden ser consideradas como propuestas similares, pero la diferencia principal entre comedia y farsa se puede ubicar en sus raíces.

Para el caso de la comedia, lo que se busca es una especie de reconciliación entre los vicios que son propios de la humanidad y el espectador, en otras palabras, es un modo de mantener bajo un determinado control a los individuos de una sociedad. En cuanto a la farsa, hay una intención por no sólo provocar una vez, sino que también puede ser una vía para conmover la vergüenza de los espectadores.

Por otro lado, en la comedia los personajes suelen ser un poco más profundos, así que esos diálogos e ideas son el motor del que emana el humor. Respecto a la farsa, son las situaciones y las acciones las que permiten que una tensión dramática se pueda soportar y transmitir el mensaje deseado.

Para concluir, en la comedia la risa es reflexiva, mientras que en la farsa la risa es irreflexiva e impulsiva.



Si luego de leer el artículo sobre Ejemplo de farsa te resulta interesante, nos gustaría pedirte que por favor dejes tu voto.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *